¿Qué es el Ray Tracing y cómo funciona?

El Ray Tracing, en pocas palabras es un algoritmo el cual se encarga de sintetizar imágenes tridimensionales de forma virtual. Éste se encarga de simular reflejos y sombras que se generan a través de un foco o fuente de luz, como se representa en la realidad por una lámpara o el mismo sol.

Éste algoritmo consiste en, como su nombre indica, trazar los rayos para así poder determinar las superficies que son visibles por medio de un proceso de sombreado, teniendo en cuenta cada una de sus reflexiones. Todo esto basándose en el algoritmo de Ray Casting de Arthur Appel en 1968.

¿Para qué sirve?

Éste algoritmo es útil principalmente para ahorrar tiempo de post producción al desarrollar una escena de iluminación determinada. Utilizando el algoritmo, se puede determinar un foco de luz y la calidad de reflexión y refracción de cada objeto, y así el procesador de ray tracing se encarga de hacer todos los cálculos y desarrollar la escena.

El algoritmo es utilizado frecuentemente en los juegos y tarjetas gráficas actuales que soportan Ray Tracing, permitiendo así tener simulaciones realistas de iluminación y sombreado tal y como lo veríamos en la realidad, y no tener iluminación artificial creada por artistas y desarrolladores del juego.

¿Qué tarjetas gráficas soportan el Ray Tracing?

Recrear o simular la forma en que se comporta la luz no es tan sencillo. Para hacer esto necesitas un potente hardware capaz de realizar esos cientos de miles de cálculos en situaciones de renderizado al momento, como es el caso de jugar un videojuego arriba de los 60 FPS. Sin olvidar la cantidad de energía convertida en calor, se necesita un potente disipador y un correcto flujo de aire que se encargue de mantener fresco nuestro componente de renderizado.

Las tarjetas gráficas Nvidia han desarrollado un algoritmo muy avanzado de trazado de rayos nombrado RTX. Nombre que se incluye en sus mismas gráficas. Por ejemplo la honorable RTX 2060 hasta la magnífica Titán RTX, siendo una de las GPUs más potentes del mercado en la actualidad. Éstas tarjetas funcionan con una nueva arquitectura de procesado, la arquitectura Turing.

Sin embargo, no solo las tarjetas Nvidia poseen esta capacidad de procesado de rayos, algunos ejemplares de la compañía Radeon de AMD han logrado alcanzar resultados aceptables añadiéndose a la carrera de tarjetas gráficas. Un claro ejemplo es la AMD RX Vega 56, quien con trazado de rayos obtiene de 35 a 40 FPS estables, a un precio mucho menor que las tarjetas Nvidia.

¿Merece la pena?

Si quieres disfrutar de una experiencia inigualable de realismo y simulación completa, y dispones del capital necesario para permitirte adquirir una tarjeta gráfica, no dudes en comprarla. No es necesario comprar una RTX 2080 Ti o una Titán RTX. Puedes comenzar con una RTX 2060 que ronda entre los 350 y 400 USD. Es algo costosa pero merece la pena probarlo.

Recuerda que puedes dejar tu comentario en la sección de abajo  o mandarnos un correo en nuestro menú de contacto o redes sociales para cualquier duda que tengas.

Además del costo de la gráfica, debes considerar igual una buena fuente de poder, ya que éstas gráficas son famosas por su alto consumo energético. Es mejor que nos sobre un poco de wattaje para que nuestra fuente no esté muy cargada de trabajo.

Contenido Reciente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *